miércoles, 15 de enero de 2014

Nuevo año, nuevas historias.




     Terminada mi pausa de fin de año, me preparo una vez más para volver escribir historias para el blog. Ya van 3 años desde que empezara con este pequeño proyecto, y espero que este cuarto año sea más fructífero que los anteriores. Quiero agradecer, de forma especial, a aquellos que leen mis relatos, porque sin ellos hace mucho habría dejado de escribir. Las estadísticas de google me dicen que no son muchos, pero también me dicen que son fieles, y que rara vez pasa un día sin que algunos visitantes entren al blog.

     De igual forma me gustaría pedirles una mayor participación. Sé que están allí, gracias al contador de visitas; pero me gustaría ver sus comentarios y apuntes sobre mis escritos. Para ello he cambiado la configuración de los comentarios, para que cualquiera pueda hacerlo, sin necesidad de una cuenta en google o blogger. Recuerden que ser leído es lo que motiva a un escritor, y que sin su retroalimentación  esta tarea puede volverse bastante tediosa. Recuerden que, como alguna vez leí por ahí, un blog es un pequeño ser que se alimenta de sus comentarios.